martes, 24 de noviembre de 2015

CROQUETAS DE ESPINACAS Y CABRALES

Llevaba tiempo pensando en hacer croquetas de espinacas. Normalmente las hago sólo con bechamel y algunos piñones, bastante normalistas. Pero cuando vi esta receta en la página de Vorwerk me llamó mucho la atención porque los quesos me encantan (como ya sabéis) y pensé que la combinación debía ser muy acertada. ¿Y que os voy a decir? Están completamente impresionantes, y si hacéis un pincho con un trozo de membrillo y la croqueta, uuuuffffff, ¡¡¡eso ya es la bomba!!! 
Tienen un sabor a queso muy fuerte, si no sois de quesos fuertes, os aconsejo reducir la cantidad o usar otro queso más suave que os guste.
Como anécdota os contaré que cuando las hice, mi hijo me dijo que le gustaban "sí pero no", mmmmm...¿como? Yo creo que quiso explicarme de alguna manera que había un sabor muy fuerte que le molestaba. Eso era el cabrales, ¡claro! Al día siguiente, me puse a freír una cuantas croquetas a las 7 de la mañana para ponérselas a mi marido para comer, que come en el trabajo de tupper. Y mi hijo, el de "sí pero no", entre cucharada y cucharada de leche con cereales se metió dos croquetas recién hechas. ¿Pero no me dijiste que no te gustaban? Mmmmm, bueno, más o menos, jajajajaja ¡¡¡¡A las 7 de la mañana!!!!
Os comento esto porque es un aperitivo ideal para adultos pero un poco fuerte para niños (a pesar de que mi hijo se las coma), por el sabor del queso.

¡Me parece un aperitivo de lujo para Navidad! 











CROQUETAS DE ESPINACAS Y CABRALES



INGREDIENTES:


  • 60 gr Cebolla, pesar pelada
  • 40 gr Aceite de Oliva
  • 150 gr Harina de Reposteria
  • 500 gr Leche Entera
  • 100 gr Queso Cabrales (yo Azul Hojas, del Mercadona)
  • Un pellizco de Sal
  • Un pellizco de Nuez Moscada
  • 200 gr Espinacas congeladas, sacar del congelador media hora antes






PREPARACIÓN con Thermomix:

1-Poner la cebolla y el aceite en el vaso y trocear 3 segundos, velocidad 5. Bajar los restos de las paredes del vaso y programar 10 minutos, Varoma, velocidad 1.

2-Añadir la harina y rehogar 2 minutos,100 grados, velocidad 2.

3-Incorporar la leche, el queso, la sal y la nuez moscada y batir 12 segundos a velocidad 8

4-Añadir las espinacas y programar 8 minutos, 100 grados, velocidad 2 y 1/2 (tiene que quedar muy espesa, de lo contrario programar unos minutos más).Verter la mezcla en un recipiente y dejar templar. Reservar en el frigorífico entre 4-6 horas.

5-Transcurrido ese tiempo, con la ayuda de una cuchara, ir formando las croquetas. Pasarlas primero por harina, luego por huevo y finalmente por galleta picada o pan rallado.

6.Freír en abundante aceite caliente y servir.






PREPARACIÓN Tradicional:


1-Picar la cebolla muy pequeña y sofreir en una sartén con el aceite, unos 8-10 minutos, hasta que esté transparente.

2-Añadir la harina y cocinar unos minutos sin dejar de remover. 

3-Incorporar a la sartén el queso cortado en dados pequeños, la sal, la pimienta, la nuez moscada y la mitad de la leche. Remover enérgicamente con unas varillas, ir añadiendo el resto de leche y batir con las varillas hasta que no queden grumos de harina. 

4-Agregar las espinacas y remover bien. Dejar a fuego medio, sin dejar de remover, unos 8-10 minutos, hasta que quede una masa muy espesa.Verter la mezcla en un recipiente y dejar templar. Reservar en el frigorífico entre 4-6 horas.

5-Transcurrido ese tiempo, con la ayuda de una cuchara, ir formando las croquetas. Pasarlas primero por harina, luego por huevo y finalmente por galleta picada o pan rallado.

6.Freír en abundante aceite caliente y servir.










COMENTARIOS:

  • Como os indico arriba, si no sois muy "queseros", reducid la cantidad de queso o sustituirlo por uno más suave.
  • Si las queréis preparar para Navidad, podéis hacerlas con antelación y congelarlas en bolsas zip. Luego sólo tendréis que freírlas.
  • Una opción a la hora de servir es como veis en la foto, un trozo de membrillo y una croqueta pinchada en un palillo. El contraste del fuerte sabor del queso con el membrillo es perfecto. Y si el membrillo es casero, mejor que mejor. Podéis encontrar la receta de como hacerlo aquí.

¡CROQUETEANDO!




20 comentarios:

  1. Maribel me encantan estas croquetas seguro, me pasa lo que a ti los quesos me rechiflan, este año estuvimos en las cuevas de cabrales y nos explicaron un poco como se hacia el queso y nos dieron una degustación, a mi marido lo avisé que no lo probara que era fuerte, pero él a lo suyo y ala!! queso pa dentro, pues desde que lo comió hasta que salimos se quedo mudo jaja, cuando salimos le pregunte que tal, la respuesta te la imaginas no!! no mete más queso cabrales en la boca en su vida jaja, a mi casi me da un ataque de risa, menos mal que no me lee, si no menuda gracia le iba a hacer, con esto te quiero decir que a estas croquetas si les pongo cabrales tengo que comerlas yo solita, pero cambio el queso por uno más suave y listo, son ideales de cara a las fiestas, para un aperivo, uummmm que ricas...Bess

    ResponderEliminar
  2. Con lo que me gusta el cabrales estas croquetas las haré en casa , si o si. Tienen que estar buenisisisimas, no hay más que ver su interior, Maribel.

    un besito

    ResponderEliminar
  3. Creo que has acertado con el contraste del cabrales, las espinacas y dandole ese toque con el membrillo estas croquetas han quedado perfectas. Besos Maribel

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué exquisitez! Me encanta el queso y combinado con las espinacas es ideal. No me extraña que tu hijo se las "desayunara", jjj Para mí con cabrales y el puntito del membrillo, ¡¡de diez!! Bss linda!!

    ResponderEliminar
  5. nosotros somos queseros a tope, los suaves y los fuertes!! buenísima pinta la de estas croquetas, me han encantado

    ResponderEliminar
  6. Increíbles. Yo sí, pero sí. Con membrillo, ya enamorada.
    Escribe y guarda esos momentos con tu niño. Al cabo de los años, se olvida y leerlo es genial y para ellos más.
    Yo lo hice hasta que tuvo 7. Ojalá hubiera seguido.
    Besets guapa.

    ResponderEliminar
  7. El formatge em torna boja, tant el suau com l'intens, i les croquetes també, així que m'imagino la combinació en aquesta recepta i em fico a salivar sense parar!! te la copiaré segur, un aperitiu de luxe! un petó guapa!

    ResponderEliminar
  8. Con lo croquetera y ratona que soy, éstas llevan mi nombre.
    Como diría alguna que conozco, me super encantan jajaja
    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Que cremositas que se ven :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Yo hago croquetas de espinacas desde hace años aunque se parecen a estas sólo en el nombre, con cabrales nunca las he preparado, claro, que a mi no me gustan los quesos y los fuertes ni casi olerlos, pero a los ratones de mi familia le encantarían, y por supuesto, con membrillo ;). besos guapísima!

    ResponderEliminar
  11. jaja...pero tu hijo es un todoterreno!! eso si que es tener suerte y buen saque que se te cria solito no como el mio que le tuve que meter hasta jarabes pa que comiera..ainsss , las croquetas man encantao, aunque estoy perraca con ellas me las apunto , pero mas matao con el membrillo..ahi si que me has dao!! me chifla
    un besazo morenaza , me voy a ver a nuestra Esther nanitttttt

    ResponderEliminar
  12. Se me está cayendo la baba, qué rico, son unas delicias, ese cabrales , esa croqueta , encima el membrillo. Si es que los niños son muy listos, yo también me hubiera comido una docena para desayunar!! Un beso cariño

    ResponderEliminar
  13. A mí me has conquistado (más aún) con estas croquetas ¡tienen que estar de muerte! ¡vaya si van a caer pronto!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Que delicia Maribel nos has preparado... tiene una pinta riquísima y acompañado con el membrillo quedado de muerte.
    Me encanta, un besito guapa!! :)

    ResponderEliminar
  15. Jajaja, si es que los niños son la pera... además no se cortan en decir si está bueno o has hecho una porquería, pero es parte de su encanto, no?? Hablando de encanto, me molan tus croquetas, aunque creo que las haría con un queso más suave para mí. Lo que me ha encantado es el contraste con el membrillo, la verdad es que me dan ganas de probarlo!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  16. Bueno, bueno, las croquetas y los niños se llevan estupendamente (incluido en este caso el cabrales) jajaj. Pero es que es verdad que tienen una pinta irresistible y claro viendotelas freir aunque fuera a las 7 de la mañana pues ale pa dentro¡¡¡. Por ejemplo en casa hago unas croquetas de espinacas también y otras verduras a las que añado evidentemente queso (parmesano en polvo). A mi hija no le gusta nada lo verde y vamos se las zampa que da gloria verla... y es que las tuyas (ahora que veo la croqueta entre tus manos) me has hecho babear de forma literal. Y la foto con el membrillo me ha matado (literalmente) me chiflannnnnnn¡¡¡¡ Un beso guapa y feliz semana.

    ResponderEliminar
  17. Rica de verdad, las suelo hacer a menudo, y ya estan en el blog, pero con cabrales nunca las hice, tomo nota para la proxima vez, un beso

    ResponderEliminar
  18. Tienen una pinta estupenda!!! Las tengo que hacer seguro que en casa nos gustan, nos encanta el queso. Te han quedado geniales.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  19. Por favor, me podría decir si las espinacas se cuecen antes de agregarlas a la masa. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Las espinacas se meten con el queso y la leche yse cuecen ahí 8 minutos. Si son congeladas, si son frescas te aconsejo que las escaldes 1 minuto en agua hirviendo para que se vaya ese sabor tan fuerte que dejan. Un saludo

      Eliminar

Gracias por tu visita.
Si quieres, puedes dejar tu comentario.

Top blogs de recetas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...