lunes, 27 de junio de 2016

BISCOTES INTEGRALES CON SEMILLAS

Siempre compro biscotes para desayuno o merienda. A mi hijo no le gustan mucho y mi marido no come casi nunca, pero yo, siempre tengo que tener algún paquete en casa. Los que más me gustan son los integrales con semillas. Así que pensé, ¿porque no hacerlos en casa? La primera vez que los hice, me salieron una fotos terribles. Pero como me gustaron tanto, sabía que no tardaría en volver a hacerlos. 
Se conservan perfectamente durante muchos días en un recipiente hermético.
Salen unas tostaditas muy ricas. Lo mejor, es que las puedes hacer a tu gusto, con más o menos sal, con harina normal, integral, de espelta... Con o sin azúcar... 
Son un poco laboriosos pero el resultado vale la pena, así que espero que os pongáis manos a la obra cuanto antes.









BISCOTES INTEGRALES CON SEMILLAS


INGREDIENTES:
  • 180 gr Leche entera o semi
  • 90 gr Agua
  • 45 gr Aceite de Oliva
  • 20 gr Azúcar (yo moreno de caña)
  • 10 gr Levadura fresca de panadería
  • 500 gr Harina Integral
  • 1 Cucharadita de Sal
  • 30 gr Semillas variadas (yo Bio Mix 6 semillas de venta en herboristerias)
  • Molde de plumcake de 35 cm x 12 cm


PREPARACIÓN con Thermomix:

1-Poner el agua y la leche en el vaso y programar 2 minutos, 37 grados, velocidad 1.

2-Añadir la levadura y programar 10 segundos, velocidad 3.

3-Incorporar el aceite, azúcar y remover 10 segundos, velocidad 3.

4-Agregar la harina, semillas y la sal, mezclar 10 segundos, velocidad 6. A continuación, amasar 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

5-Dejar reposar la masa en el vaso hasta que doble su volumen (aproximadamente una hora en verano, dos horas en invierno).

6-Enharinar las manos, sacar la masa del bol y formar un churro gigante. Colocar en el molde que habremos untado con mantequilla y espolvoreado con harina. Dejar fermentar la masa hasta doblar su volumen. 

7-Pincelar la masa con leche y hornear con el horno precalentado a 200ºC durante 30-40 minutos. Sacar del molde y dejar al aire (sin tapar, ni envolver) hasta el día siguiente. 

8-Transcurridas 24 horas, cortar rebanadas de 1 cm de grosor, colocar sobre dos bandejas de horno (en una no caben todas las rebanadas), colocar las dos bandejas por la mitad del horno un poco separadas entre sí, y hornear durante 5 minutos con el horno precalentado a 200ºC. Cambiar las bandejas de posición, la de arriba abajo y la de abajo arriba y hornear durante 5 minutos más, hasta que estén doradasVigilar que no se quemen. 

9-Sacar las bandejas del horno y apagarlo. Dejar enfriar 5 minutos y volver a introducir las bandejas con el horno apagado hasta que se enfríen del todo. Controlar en todo momento que no se quemen o se doren demasiado.




PREPARACIÓN Tradicional:

1-Poner la leche y el agua en un bol y calentar en el microondas unos segundos, hasta que los líquidos están tibios (no tiene que quemar).

2-Añadir la levadura y deshacer bien.

3-Incorporar el aceite, azúcar y remover con una espátula de madera.

4-Agregar la harina, semillas y la sal, remover bien con la espátula hasta que la masa haga tanta fuerza que ya no podáis remover más. Entonces, enharinar la superficie de trabajo, sacar la masa del bol y amasar con las manos durante 5 minutos.

5-Formar una bola con la masa y volver a colocar dentro del bol. Tapar con film transparente y dejar reposar la masa hasta que doble su volumen (aproximadamente una hora en verano, dos horas en invierno).

6-Enharinar las manos, sacar la masa del bol y formar un churro gigante. Colocar en el molde que habremos untado con mantequilla y espolvoreado con harina. Dejar fermentar la masa hasta doblar su volumen. 

7-Pincelar la masa con leche y hornear con el horno precalentado a 200ºC durante 30-40 minutos. Sacar del molde y dejar al aire (sin tapar, ni envolver) hasta el día siguiente. 

8-Transcurridas 24 horas, cortar rebanadas de 1 cm de grosor, colocar sobre dos bandejas de horno (en una no caben todas las rebanadas), colocar las dos bandejas por la mitad del horno un poco separadas entre sí, y hornear durante 5 minutos con el horno precalentado a 200ºC. Cambiar las bandejas de posición, la de arriba abajo y la de abajo arriba y hornear durante 5 minutos más, hasta que estén doradasVigilar que no se quemen. 

9-Sacar las bandejas del horno y apagarlo. Dejar enfriar 5 minutos y volver a introducir las bandejas con el horno apagado hasta que se enfríen del todo. Controlar en todo momento que no se quemen o se doren demasiado.










10 comentarios:

  1. Maribel, es que te han quedado de cine. Nunca hice biscotes en casa, es más, ni por la cabeza se me ha pasado nunca el hacerlos. Aunque sea algo laborioso elaborarlo, el resultado vale la pena, es extraordinario, cielo.

    Besines

    ResponderEliminar
  2. Anda, pues nunca se me hubiera ocurrido!! Qué buenos, yo suelo comprar para los patés, quesos de untar... Sobre todo cuando no tengo tiempo de hacer pan. Me la llevo a mis pendientes!!Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado perfectos, me han encantado, yo los compro a veces pero tu receta me la llevo.

    ResponderEliminar
  4. Me parecen ideales estos biscotes en el que te han quedado autentico y seguro que riquisimos. Besos Maribel

    ResponderEliminar
  5. Mai se m'hagués passat pel cap de fer els biscotes a casa, i això que nosaltres en gastem tot sovint... t'han quedat espectaculars, millors que els de compra segur! un petó!

    ResponderEliminar
  6. Nunca se me ha ocurrido hacerlos, pero veo que es una idea estupenda. Te han quedado perfectos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Que crujientitos se ven Maribel, me voy a servir.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapísima !!!
    Te han quedado divinos, yo también suelo hacerlos y para los días especiales y los patés caseros con pasas y nueces quedan pámorirsedeltó jajaja
    Pero no dudes, que los tuyos, los tengo que hacer también, que si el pan me gusta, tostado ya ni te cuento.
    Me despido ya hasta después del verano mi niña, espero que tú también lo pases estupendo y que disfrutes de él.
    Besotes gordos y nos vemos a la vuelta.

    ResponderEliminar
  9. Tiaaaaaa...no me lo puedo creer.. esto tambien se puede hacer ?? te las sabes todas morenzas, los biscotes me chiflan , me gustan casi o más que el pan , fijate que hoy me he comido del normal y echaba en falta un de estos que no me quedaban.. me da un poco de cague hacerlos porque parecen galletas , menos mal que no tienen nada que ver.. desde luego que te han quedado divinossssss!!
    ¿ hay algo que se te resista??.. lamarededu

    ResponderEliminar
  10. Nunca se me hubiera ocurrido hacerlas, te quedaron de fábula.
    Algo laborioso pero merece la pena como dices, porque tienen que estar buenísimas.
    Un besito, guapa :)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Si quieres, puedes dejar tu comentario.

Top blogs de recetas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...